Category: conciertos


Una de las bandas cabezas de cartel y de las más esperadas son los Alice In Chains. Supervivientes de la escena Seattle de los años 90 (sí, aquella maravillosa escena denominada grunge), Alice In Chains pueden presumir de tener una discografía prácticamente perfecta, desde el sonido directo de aquel debut llamado “Facelift” hasta el sonido oscuro y retorcido del tercer disco homónimo, pasando por genialidades como “Jar Of Flies” o “Dirt” (su obra maestra).

Tras la prematura muerte de su genial cantante Layne Staley, los integrantes de la banda pasaron por una larga época de luto y en 2009 volvieron con un nuevo vocalista, William Duvall, y un nuevo trabajo de estudio a la altura de la leyenda: “Black Gives Way To Blue”.

El abono para asistir los tres días es de 250 mil pesos colombianos, o puede comprarse la entrada de un sólo día a 132 mil pesos colombianos.

Programación:
Viernes 9 julio

Escenario 1
17:00 h – Anathema
18:35 h – Banda por confirmar
20:25 h – Porcupine Tree
22:35 h – Slayer
00:20 h – Faith No More

Escenario 2
15:30 h – Tao Te Kin
16:20 h – Volbeat
17:45 h – Bullet for My Valentine
19:30 h – Saxon
21:25 h – WASP
01:55 h – Suicidal Tendencies

Sábado 10 julio

Escenario 1
16:10 h – Hamlet
17:45 h – Annihilator
19:30 h – Deftones
21:35 h – Alice In Chains
00:10 h – Rammstein

Escenario 2
15:30 h – Quinta Enmienda
16:55 h – Headcharger
18:35 h – Coheed and Cambria OHEED
20:40 h – Soulfly
22:55 h – Megadeth
01:55 h – Messugah

Anuncios

Después de sus conciertos en Coachella y el Roundhouse de Londres, Gorillaz, con Plastic Beach recién publicado, actuarán en directo por primera vez en España.

Damon Albarn, Mick Jones y Paul Simonon y el resto de la banda llevarán a cabo un concierto en directo cuyo setlist incluirá canciones de sus tres álbumes, enmarcadas en una producción completa con animaciones, diseños y películas de Jamie Hewlett. Habrá invitados de los que han colaborado en los discos.

Un proyecto complicado el de Gorillaz, y más con el problema del plagio a Eddy Grant. Ha sido un asunto bochornoso, del que por cierto, parece que no se habla últimamente, suponemos que ya habrá circulado pasta para arreglar el problema.