Ozzy paseaba por la calle cuando un mendigo le pidió unas monedas para poder comer. El vocalista no dudó en meter la mano en su bolsillo para dárselas, pero, por lo visto, no llevaba ‘cash’ (eso es algo habitual cuando estás forrado, sueles llevar la VISA Oro, pero nunca llevas suelto).

Al no tener monedas, Ozzy se paró, pensó y se quitó del cuello un collar y se lo regaló al sin techo. Pero no un collar cualquiera, sino ¡un collar valorado en 3.500 €! El mendigo se deshizo en alabanzas y en agradecimientos hacía el mítico cantante.

Y, por si eso fuera poco, Ozzy se quitó un crucifijo que llevaba encima y se lo metió en las manos al hombre de la calle, pidiéndole que rezara con él para que la vida le cambiara.